Tome el control de los datos clínicos

Una vez que se hayan capturado y normalizado los datos entrantes, los hospitales pueden adaptarlos a las necesidades de los sistemas receptores para diversos fines: documentación clínica, gestión de alarmas, investigación y más. SmartLinx MDIS® proporciona potentes opciones de configuración de datos:

 

Medical Device Data Integration

Muestreo de datos

 

Integra los datos en el lugar necesario. Por ejemplo, SmartLinx puede enviar el ritmo cardiaco cada minuto a la historia clínica electrónica y, a la vez, enviar cualquier alarma de ritmo anormal inmediatamente a la historia clínica electrónica y al sistema de gestión de alarmas.

 

Selección de datos

Permite la selección de solo los parámetros necesarios (o todos) para los sistemas receptores. Los datos innecesarios para el sistema receptor se pueden filtrar antes de enviarlos. En algunos casos, se pueden eliminar los datos suministrados por dispositivos médicos en modo de espera.

 

Transformación de datos

Los sistemas receptores a menudo requieren recibir datos en un formato específico, como una etiqueta, una unidad o un código de parámetro específico. Se puede configurar SmartLinx para que transforme o “traduzca” los datos a los requisitos de los sistemas receptores. Por ejemplo, 1-2-3 puede transformarse en bajo-medio-alto.

 

Contextualización de datos

Los sistemas receptores pueden requerir contexto adicional para acompañar la información, como la ubicación o la identificación del paciente. La mayoría de los dispositivos médicos carecen de conocimiento contextual y no pueden proporcionar estos datos directamente. SmartLinx aprovecha todas las fuentes de contexto disponibles (por ejemplo, la configuración de los dispositivos, las entradas del usuario y otras interfaces del sistema, tales como ADT) para agregar el contexto necesario al mensaje de salida.

Integración simultánea a medida

SmartLinx es capaz de adaptar los datos de dispositivos médicos recopilados para no solo uno, sino para varios sistemas subsiguientes simultáneamente y respetando sus particulares requisitos de datos. Con esta capacidad de flujos múltiples, los hospitales pueden servir a muchos consumidores de datos de dispositivos médicos.